Nov 06

Seis elementos de seguridad pasiva que revisar en nuestro vehiculo

La falta de un adecuado mantenimiento junto con el continua uso de un vehículos puede producir un desgaste de sus elementos de seguridad pasiva. Para prevenir cualquier accidente al volante o avería es recomendable revisar ciertos elementos del vehículo.

En Noviembre comienzan las primeras heladas de las carreteras. Por ello en este articulo te propongo realizar una revisión de estos seis elementos de seguridad pasiva que reducirá la probabilidad de que se produzca una accidente.

Los Neumáticos

Es el único elemento del vehículo que esta en contacto con el firme de la calzada. Por lo tanto es uno de los elementos de seguridad pasiva más importante de nuestro vehículo.

Debes realizar una inspección visual de los neumáticos, observando si existen grietas, abultamientos  o algún desgaste excesivo.

La profundidad del dibujo debe estar entre 1.5 y 1 milimetros, y el dibujo debe ser uniforme en todo el neumático.

Se debe comprobar la presión de aire en cada neumático por lo menos una vez al mes. Normalmente la presión de cada neumático se encuentra indicada en un pegatina en la puerta del conductor.

Fotografía presión ruedas

Una costumbren muy arraigada es el de cambiar los neumáticos delanteros por los traseros. Con el fin de alarga la vida útil de los neumáticos. Cuando lo realicemos deberemos mantener el sentido de giro de la rueda. De lo contrario facilitaremos un rápido desgaste del neumático.

El Alumbrado

Es el principal elemento que dispone el vehículo para comunicarse con el resto de conductores. Cuando estos se encuentran fundidos, aumentaremos la probabilidad de un accidente con otro vehículo ya que los otros conductores no podrán predecir la maniobra que vayamos a realizar.

Si tus luminarias se encuentran desgastadas  iluminaran peor en condiciones adversas como puede ser niebla, días lluviosos o en condiciones nocturnas.

Por ello la recomendación en este apartado es el realizar una inspección mensual de las luminarias, cerciorando nos que su potencia de iluminación es la adecuada.

Revisar luces delanteras y traseras

La Suspensión

La suspensión es un elemento de seguridad pasiva que absorbe los baches que existan en la calzada, aumentando de esta forma el control del vehículo.

Su mantenimiento consiste en el engrase de los según lo recomendado en libro de instrucciones del vehículo.

En el vídeo que se encuentra a continuación se pueden observar como realizar un correcto engrase de la suspensión.

Los frenos

La función de estos elementos de seguridad pasiva consiste en aumentar la potencia de frenada del vehículo, reduciendo la distancia de frenado.
La duración media de los discos de freno oscila entre los 50.000 y 60.000 Km. Aunque se recomienda que se revise su desgaste cada 12.000 Km. Se deben sustituir cuando baja el grosor al mínimo indicado por el fabricante del disco. Un síntoma de que el disco esta deteriorado es sentir vibraciones o ruidos durante el frenado.
En cambio, la duración media de las pastillas de freno es de 25.000 Km. Un indicador de su desgaste es por el rugido agudo al frenar, y por el alto consumo del liquido de frenos. Si observamos alguno de estos síntomas deberemos sustituir inmediatamente las pastillas de freno.
El liquido de frenos se recomienda que se compruebe cada 2.000 Km. Y se debe cambiar cada 40.000 Km o cada dos años. Esto es debido a que se deteriora con el paso del tiempo, al soportar temperatura elevadas debido al rozamiento de pastillas y frenos. Según su calidad puede ser: DOT 3 (205º C), DOT 4 (230º C) o DOT 5.1 (260º C).
Imagen freno

Los parabrisas

Se debe comprobar que el cristal no presenta grietas, y que se encuentra en buen estado.

 Además durante los meses de invierno deberemos comprobar el estado de las escobillas y el nivel de líquido

de los limpiaparabrisas
Revisar estado del parabrisas

Dirección

Existen tres sencillas pruebas para comprobar el correcto funcionamiento de la dirección de tu automóvil:

  1. Gira el volante de forma suave con un movimiento de vaivén, si detectas holguras, revisa tu vehículo.
  2. Gira el volante hacia cualquiera de los lados, si cuando el giro supere los 30º aún no se han movido las
    ruedas delanteras es muy probable que existan holguras peligrosas, en tal caso, se recomienda revisar el vehículo.
  3. Realiza un giro completo del volante lentamente y observa si se produce algún salto. Si notas la dirección dura o da un salto revisa tu vehículo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.